martes, septiembre 19, 2006

Siglo XXI




Una sensación me viene acechando hace ya un tiempo, y es la de los cambios que se deben producir por estas épocas. El siglo XX se acabó, literalmente se vino al suelo y todas las ideologías que trajo hoy están en silencio. Todos los “ismos” Stalinismo, Maoismo, comunismo y muchos otros, el muro de Berlin, La USSR, todo de pronto, sin que nadie lo empujara, se derrumbó, sus lideres desaparecieron, (salvo Fidel Castro, todos los demás líderes del siglo XX están en otras vidas) y asistimos entonces a una época de silencio.
Silencio y vacío. Vacío de los nuevos símbolos, y es precisamente ese silencio el que permitirá que los nuevos símbolos, los del XXI, lleguen a nosotros. Somos parte de ese cambio inmenso, tan inmenso que no es perceptible con facilidad, pero si sentimos como las cosas se mueven a una velocidad -como los rayos de una rueda que al alcanzar tal velocidad pareciera que están detenidos- impresionante.
Y lo femenino, que tiene que ver con todo esto?
Mi sensación es que los nuevos simbolos tienen que ver con el equilibrio de las fuerzas, antes ocultas y de poder, según el cánon masculino, y ahora abiertas y naturales, según la mirada femenina.
Estamos en el dificil encaje de estas dos energías, una que retrocede -la masculina- y una que claramente avanza, lo que no significa que una domine a la otra, pues lo que de verdad siento que está pasando es que finalmente los hombres le estan dejando de tener pavor a las mujeres y estan probando un poco de ese elixir, del elixir natural, sensible y no perfecto, mas parecido a la vida y a la naturaleza, y por su parte las mujeres también le estan lentamente dejando de temer a lo masculino, esto por otras razones, mas culturales, pero al fin y al cabo lo que está generando es un gran desconcierto en la clase reinante sobre todo la política, acostumbrada a generar vínculos muy añejos con el poder, con una tremenda masculinidad y por ende falta de sensibilidad y talento para avisorar los cambios, lo que provoca temor e incertidumbre.
Hay algunos pocos, sin embargo, que han puesto el oido en los rieles y sienten en su corazón el movimiento inusitado que se está produciendo, pero aún sin dirección aparente.
Las críticas que le han llovido a la presidenta Bachelet por su aparente falta de conducción también tienen que ver con estas materias, y si bien por un lado sabemos que los primeros meses de gobierno no son fáciles, lo que no sabemos es que el estilo de los tiempos también se ha instalado en la Moneda, por lo que debemos ser cautos y observadores con esta nueva forma, dejarla existir y crecer, porque es la que los tiempos necesitan y merecen.

4 Comments:

At 8:49 p. m., Blogger Pedro Pablo said...

Pensaba en que era lo que hacia que la Presidenta Bachelet realizaba o no para conducir al pais y que este sintiera la orfandad con que de pronto se le ve. Y me daba cuenta que Chile es un pais que requiere de una conduccion paternalista, fuerte y golpeada. La historia asi lo demuestra desde la colonia hasta el dia de hoy. Desde el latifundio, pasando por Ibañez, Pinochet y reciencito no mas, Lagos. Con esto concluyo que es muy dificil poder asimilar los cambios y sacarse casi 200 años de historia de encima. Pero lo bonito es que pareciera que esta comenzando a germinar algo, una asomadita por los rieles como tu dices y junto con la destruccion de los viejos paradigmas se estan empezando a sentir fuerte nuevos aromas. Y que bien por eso.

 
At 9:05 a. m., Anonymous Rene Alvarez said...

La sensibilidad de la nueva era se hace presente, aun asi es dificil de mover las energuias sin generar choques.
al parecer esta nueva mirada requiere, como en todo sistema en evolucion constante, dosis entropicas de desorden.- para algunos.- de ajustes.- para otros.- Ciertamente los cambios atraen, invitan a pertenecer, interesante reflexion la de Schimidt respecto de las muerte de los "ismos" aun asi, comparto plenamente su vision de vacio que se genera en la conciencia social.- sin embargo hay miles de tareas pendientes, que de no resolverse tras esta nueva mirada, esta aparente nueva sensibilidad, solo nos llevaran al re surguimiento de mas radicales y violentos "ismos" que remeceran las conciencias de los comodos y contemplativos, que endureceran posturas y dejaran un cerrado marco de accion a estas nuevas miradas y sensibilidades.
Espero que reacciones antes
Rana

 
At 1:45 a. m., Blogger Loc@ said...

UN PRIVILEGIO HABERTE ENCONTRADO.
Paquita

 
At 8:05 a. m., Blogger Noctiluca said...

Me encanto tu analisis, y la relacion de los elementeos masculino y femenino con la historia y la politica. Ojala asi sea ! Vengan tiempos nuevos donde lo "diferente", el "otro", tan temido, ya no sea "el enemigo". Esto evitaria tambien algunas guerras, quizas...

Que sea la integracion entonces, que sea la suma y no la division.

Clara (parece qeu me converti en tu fan ! Es que tu blog es distinto y me gusto mucho)

 

Publicar un comentario

<< Home